5 de enero de 2006

El valor de una ilusión

No, aunque lo parezca por el título no voy a hablar de la lotería de Navidad. Sólo quería compartir una experiencia real y aterradora: mi pésima gestión del tiempo o BMH (Bad Management of my Hours).

Sí, ya soy un convencido del RSS y gracias a eso (y a Bloglines) logro revisar medio centenar de fuentes en apenas diez minutos (así las revisará, dirán algunos). Pero no es suficiente. Y esta noche he vuelto a tener la prueba, paso a describir la situación:

23:30 h. Mis biorritmos me obligan a trabajar de noche. Por la mañana no soy persona. Enciendo el portátil. Detrás, en la mesa, varios libros y una lista con las tareas pendientes para hoy. Todo urgente, o al menos así lo consideraba ayer. Diseño con Dreamweaver, retoques con Photoshop, teoría de los medios digitales, posibilidades de los blogs corporativos... tengo para elegir. Pero todo eso debe esperar unos quince minutos, lo que tardo en mandar un e-mail y el habitual repaso al lector de feeds. Vale, ya lo he hecho y son las... ¡1:30h.! ¿Qué #&$* ha pasado? Muy sencillo: un post de un blog habitual me ha planteado dos proyectos ilusionantes, lo que implica anotar las ideas, planificarlas, buscar fuentes, hacer planes, cálculos... vamos que lo de siempre, dos cosas totalmente opcionales y no seguras han vuelto a postergar a varias obligadas y urgentes, y que mañana lo serán más todavía.

Espero seguir así.

No hay comentarios: